Después del verano es el momento de pasar a la acción. Es la época ideal para reparar los daños que haya podido sufrir el cabello y, sobretodo, cambiar la rutina.

1. Evita el abuso del calor

Intenta evitar el uso indiscriminado de los aparatos que aporten calor en exceso al cabello. Esto hará que se debilite tu pelo y el proceso de caída si acelere.

Es imprescindible el uso de protectores térmicos si tu rutina diaria incluye el uso de plancha de pelo o tenacillas para moldear tu peinado. Sin embargo, las capas del cabello van disminuyen conforme las utilizamos. Es por ello que aconsejamos que ante una fuente de calor hacia tu pelo, siempre utilicéis un buen protector.

2. Utiliza herramientas indicadas

Con este tip intentamos que busquéis el peine o cepillo adecuado a vuestro cabello. ¡No todos valen!

Si tienes el cabello rizado está claro que el peine adecuado es el peine ahuecador, con las puas separadas para no estirar el rizo pero sí desenredarlo. También es muy importante saber cómo peinar tu cabello.

En este caso el consejo para otoño es utilizar un peine ancho e intentar siempre peinar el cabello con delicadeza y de medios a puntas e ir subiendo.

3. Rutina con productos que no dañen tu cabello

- Limpia tu cabello con un champú sin parabenos, ni colorantes ni parafinas. Y, siempre con Ph neutro.

- Acondiciona tu cabello acorde al tipo de cabello que tengas o si te has realizado recientemente una coloración.

- Utiliza una mascarilla hidratante mínimo 2 veces por semana. Incluso puedes reutilizarla ligeramente en el acabado para proteger y dar brillo a las puntas de tu pelo.

Si estás buscando una rutina más radical para lucir un pelo perfecto y sano todo el año, entra AQUÍ.

4. Sanea las puntas

Es imprescindible, y todos los profesionales así lo recomiendan, que las puntas se corten aproximadamente cada 2 meses para sanear tanto el pelo como para mejorar el corte.

Cuando hablamos de las puntas, no estamos pidiendo cortar un palmo o dos dedos, sino 2 cm de largo que a la larga ayudará a que tu pelo, además de tener el aspecto, siempre estará sano.

5. Hidrata en profundidad

Pásate a la hidratación de tu cabello. Olvídate de tus productos capilares desde ¡ya! Y anota estos que te recomendamos: