#1 Hidratar el cabello

Usa un champú sin siliconas, sulfatos y parabenos. Que devuelva a tu cabello su densidad, el brillo y la fuerza a tu cabello. Utilízalo todos los días sin miedo y verás que la caída del cabello se va frenando.

#2 Uso más repetitivo de la mascarilla

Hablando anteriormente de la hidratación del cabello que es imprescindible para nuestro pelo en verano, es altamente recomendable el uso de una mascarilla reestructurante o nutritiva o ambas, en una rutina más diaria.

Además, su uso puede extrapolarse fuera de la ducha, por que hay quién en ocasiones ha llegado a utilizar esta mascarilla en seco, no solo como toque final para un cabello definido y brillante sino, también como protector solar, siempre en caso de no tener a mano el protector solar para el cabello.

También puedes aplicarla en una rutina de belleza más expandida, es decir, el día que te lo dediques a ti, déjala actuar en seco (de medios a puntas) mientras realizas otras tareas durante 1h y aclara finalmente con abundante agua

Los resultados son impresionantes.

#3 Spray reparador

El uso de un spray reparador tras la exposición de nuestro cabello a los rayos UV, la playa o el cloro de la piscina. Nos aportara el extra de cuidado en el tratamiento contra la pérdida del cabello en verano.

Aplicándolo tan solo en las puntas tanto en húmedo como en seco. Eliminaremos residuos, devolveremos el brillo y suavizaremos el cabello, peinándolo con facilidad, evitando roturas en la estructura del cabello.

trucos para cuidar tu cabello en verano

#4 Corte de puntas

Aun que tu cabello no veas a primera vista que lo necesite o salvo que acabes de realizarte un corte de puntas, hacer una visita a nuestra peluquería es esencial para mantener nuestro pelo correctamente hidratado.

Parece un básico a realizar tras el verano pero, si hacemos esta rutina antes de exponernos al sol, el cloro y la sal, evitaremos cortes más radicales.

Y como consejo extra, el peinado ideal es recogido en coleta, trenza o el que má te guste. Sobre todo, para evitar los enredos y que así no se rompa.

#5 Evita todo los posible secadores, planchas y rizadores

Lo ideal es no solo hacerlo en verano sino el resto del año también. Pero, es imprescindible que si no consigues no utilizar un aparato de calor en tu cabello, lo recomendable y esencial es utilizar un protector del calor con el fin que, se queme el producto y no tu cabello.

Aplícalo por todo el cabello antes de secarte, plancharte o rizarte el cabello.

Cumpliendo estos 5 tips, este verano conseguirás mantener tu cabello totalmente hidratado, sano y súper brillante.